En WWW Dominiodental.com.mx
Regresar  (HOME) Busca en el directorio
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
Directorio General Directorio de Dentistas Cursos Y Eventos Publicate entre dentistaso Busca en la Bolsa de trabajo, publica una Vacante Archivo Historico, Busca un artículo anterior Entretenimiento Minisitios Foro de Expertos
 
|
|
|
|
|
|
|
 
 
 
 
 
[ ]
 



Coloqué un composite, pero al paciente le duele... ¿qué hago?


Odontología Actual.
C. D. Gladys Alday Vera. Profesora de Operatoria y Prótesis. Facultad de Odontología, UNAM.

 

Con frecuencia, colocamos materiales estéticos a los pacientes que tienen necesidades estéticas altas sin considerar factores alternos.

En ocasiones, realizamos tratamientos dentales que no representan un reto o una dificultad y nos encontramos con que a pesar de que el resultado estético es excelente, al paciente le duel ese diente. ¿Por qué?

El dolor del dientes es multifactorial, sin embargo, una restauración nueva en la boca implica la posibilidad de manifestar hipersensibilidad dental.

Colocar una restauración adhesiva, nos enfrenta a emplear una técnica que se ajusta más a las indicaciones del fabricante del material, que a la técnica  universalmente conocida pero con las grandes ventajas de sacar más provecho del material al usuario adecuadamente, ofrecer al paciente restauraciones más duraderas y eliminar la posibilidad de dolor postratamiento.

Cuando la hipersensibilidad dental se presenta después de colocar una restauración u obturación adhesiva de colocar una restauración u obturación adhesiva, se deben considerar varias opciones:

1, Inadecuada selección de un material de base o recubrimiento pulpar.

2. Técnica inadecuada al colocar la obturación o restauración, por ejemplo:

a) Excesivo grabado ácido.

b) Desecación intracavitaria.
c) Utilizar aire contaminado con aceite.
d) Emplear el agua que no ha pasado por un filtro purificador.
e) No desinfección de cavidades antes de colocar un material adhesivo dentario.
g) En obturaciones directas: capas gruesas de composite que provocan mayor estrés de contracción aunado a la inadecuada colocación del material restaurador.
h) Usar lámparas de fotopolimerización con focos o fibras ópticas en mal estado, que provocan poilimerizaciones parciales y por lo tanto deficiencias en el endurecimiento del material, en la resistencia y en su aspecto estético.

3. Superficie dental (esmalte o dentina) expuesta, tallada o grabada sin protección con sellador de márgenes o barniz protector.

4. Sellado marginal abierto por:

-Deficiente colocación de una obturación directa.
-Disolución del material cementante en una restauración indirecta (inlay, carrilla, etc.) sin sellado marginal desde su elaboración.

5. Confusión entre dolor dental y periodontal.

6. Desequilibrio oclusal.

Ya identifique el problema... ¿y ahora qué?

Antes de eliminar la restauración adhesiva, recientemente colocada, podemos intentar varias alternativas:

A. Hacer pruebas físicas y químicas para distinguir el dolor dental periodontal.
B. Aplicar floruro de manera externa en las superficies dentinarias expuestas, no protegidas.
C. Colocar un material sellador de márgenes.

D. Eliminar puntos prematuros de contacto haciendo un ajuste oclusal.

Si el dolor no desaparece, es necesario eliminar la restauración adhesiva.

Para eliminar la restauración totalmente, casi siempre es necesario aplicar anestesia local; ya eliminada, es conveniente colocar un desinfectante interactivo que actuará convenientemente como desensibilizante.

El periodo de reposo entre esta etapa de eliminación y la restauración puede variar de acuerdo al grado de sensibilidad presente y al material de obturación posterior, es decir, si la pieza dental se restaurará nuevamente con un material tipo amalgama o una restauración metálica, es posible colocar una reconstrucción o base con eugenol, lo que ayudará a disminuir la sensibilidad más rápidamente.

Si la restauración nueva es otra adhesiva, el período de espera generalmente es mayor, pues sólo podemos usar desensibilizantes y recubrimientos SIN eugenol, ya que éste impregna la estructura destinataria evitando la polimerización de los materiales en base a composite.

Antes de colocar nuevamente una restauración adhesiva, hay que considerar:

1) Colocar recubrimientos pulpares indirectos en capas muy finas.

2) Si existe una comunicación pulpar franca, probablemente la restauración adhesiva tendrá un pronóstico muy reservado, lo más adecuado será colocar una obturación temporal y esperar una reparación natural o el tratamiento de conductos definitivo.

3) Grabar el esmalte y la dentina menos tiempo o usar adhesivos autograbadores.

4) Usar sólo agua y aire libre de contaminantes. Una alternativa al uso del aire para eliminar el exceso de humedad es emplear cánulas de succiónn intracavitaria, esto disminuye en alguna medida la inclusión de contaminantes al emplea el aire y también la posibilidad de desecación de la estructura dental.

5) Hacer una desinfección cavitaria efectiva usando por ejemplo: hipoclorito de sodio, clorhexidina o glutaraldehído, desarrollados para la desinfección de cavidades.

6) Usar adhesivo dentinarios en cantidad suficiente, de manera que la superficie de esmalte y dentina queden totalmente cubiertas y protegidas; asimismo, procurar la eliminación del solvente del adhesivo con un chorro de aire suave.

7) Colocar composites directos fluidos como primera capa y aplicar las capas subsecuentes con composites de consistencia media o empacable en capas delgadas (aprox. 2mm).

8) Emplear técnicas de colocación de composites que ayuden a minimizar el efecto de estrés de contracción sobre las paredes cavitarias.

9) Utilizar lámparas de fotopolimerización halógenas o LED, con una intensidad de luz adecuada al material a polimerizar (adhesivos, composites, o cementos adhesivos) monitoreando frecuentemente la calidad de la luz usando radiómetros externos o los ya integrados a las lámparas.

10) Usar barnices para proteger zonas de esmalte o dentina grabada o tallada. 11) Hacer una minuciosa detección de puntos de oclusión evitando áreas prematuras de contacto. Lo antes mencionado es sólo una guía para eliminar o disminuir la posibilidad de hipersensibilidad dental. Como un medio de apoyo para el diagnóstico previo a la colocación de cualquier material restaurador, podemos usar radiografías intra y extraorales que nos ayudarán a tener un mejor criterio para decidir el tratamiento adecuado.


Fuente. Odontología Actual. Año 4. Núm. 37 Mayo 2006