En WWW Dominiodental.com.mx
Regresar  (HOME) Busca en el directorio
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
Directorio General Directorio de Dentistas Cursos Y Eventos Publicate entre dentistaso Busca en la Bolsa de trabajo, publica una Vacante Archivo Historico, Busca un artículo anterior Entretenimiento Minisitios Foro de Expertos
 
|
|
|
|
|
|
|
 
 
 
 
 
[ ]



Tratamiento de mordidas abiertas anteriores con aparatología fija

Dr. Lucio Enrique Cardoso Alvarado.


 

 

Introducción

El cierre de las mordidas abiertas anteriores nos puede traer serios dolores de cabeza, si no las diagnosticamos correctamente y las tratamos en conjunto para corregir los malos hábitos que estas nos pudieran generar en el paciente. Para esto hay que valernos de todo un estudio completo radiográfico y modelos de estudio, así como elaborar una historia clínica. Un adecuado material del diagnóstico nos permitirá determinar no solo la mordida abierta anterior, sino precisar si esta tiene un origen dental, esqueletal o una combinación de ambas y al obtener un diagnóstico certero del mismo podremos elaborar un plan de tratamiento adecuado.

Muchos de los pacientes con mordidas abiertas anteriores acuden a nuestra consulta para recibir una solución a su problema que es visible y esto les ocasiona tener una actitud no muy favorable ante la sociedad, sin mencionar también los trastornos alimenticios que esto pudiera generar, así como problemas funcionales que pueden desencadenar hábitos como la succión de dedo y deglución atípica por mencionar.

Caso clínico

Paciente femenina 17 años 5 meses de edad acude a consulta por motivo de la "separación de los dientes de enfrente" palabras textuales de la paciente.

Esta presenta una clase II esqueletal, con crecimiento en sentido de las manecillas del reloj con un biótopo braquicefalico (Figura 1), dentalmente presentaba una, biprotusión de los dientes anteriores en una mordida abierta de 7mm. Clase I molar y canina derecha e izquierda de Angle (Figura 2), con una forma de arcadas avaladas y un ligero apiñamiento, así como una ausencia clínica del segundo molar superior izquierdo. En la figura 3 se muestran los valores del caso en el análisis de jaraback.

El tratamiento se lleva a cabo sin realizar extracciones, utilizando una aparatología MTB .022 y utilizando acorde de .016 NiTi tanto superior como inferior par dar inicio a la fase de nivelación y poder das paso posteriormente a un arco .016x .022 con curva inversa tanto superior como inferior. Se decidió no hacer extracciones, por no tener nada de apiñamiento ni la proclinación que se esperaba disminuyera a la hora del cierre de mordida abierta (Figura 4).

.

Figura 1a.

Figura 1b.

A los 12 meses de iniciado el tratamiento, y ya con los arcos rectangulares, se utilizaron elásticos de Clase III para corregir la mordida borde a borde que se presentaba después de utilizar los arcos de cierre de la mordida abierta anterior. (Figura 5).

A los 12 meses de tratamiento se utilizaron aros de acero inoxidable del calibre .019x .025 para lograr expresar al máximo las inclinaciones y angulaciones del sistema y lograr así consolidar mejor las arcadas. (Figura 6).

A los 22 meses de tratamiento activos se retiran los aparatos fijos procediendo a la fase de retención (Figura 7 y 8) y se obtienen los siguientes cambios en el paciente. La figura 9 nos muestra los valores de Jaraback al retiro de los aparatos.

Al finalizar el tratamiento se funcionaliza a la paciente realizando una serie de ejercicios junto con una terapia lingual que también se manejaron a lo largo del tratamiento, esto con la finalidad de evitar al máximo la recidiva, asimismo se complementó el tratamiento utilizando un aparato ortopédico funcional. (Figura 10).

Se le mandaron varios tipos de ejercicios, uno de ellos fue el de sostener un botón de ropa con la punta de la lengua contra las rugas palatinas, o un dulce en periodo de clases. La tracción del labio superior por periodos de dos minutos. Cada hora tomar 2 litros de agua al día, colocando la lengua en las rugas platinas. A un año de retención la paciente muestra estabilidad en el tratamiento. (Figura 11).

Conclusiones

Siempre que tengamos un buen diagnóstico, un buen sistema de tratamiento que ofrecerle al paciente y lo motivemos a cuidar la estabilidad del tratamiento corrigiendo los malos hábitos que este haya adquirido, estaremos seguros que los resultados que obtendremos serán positivos y duraderos.

Figura 2a.

Figura 2b.

Figura 3.

Figura 4.

Figura 5.

Figura 6.

Figura 7a.

Figura 7b.

Figura 8a.

Figura 8b.

Figura 9.

Figura 10.

Figura 11a.

Figura 11b.

Figura 11c.

Figura 11d.

 

 

 

Fuente. Ortodoncia Actual Año 5 Núm. 16. Abril 2007